Nuevo virus que ataca a autónomos y pymes vía email

Se ha detectado recientemente una nueva oleada de ataques que van dirigidos a pymes y autónomos. Este ataque se propaga muy rápido y está afectando a muchos usuarios en España.

El ataque consiste en la suplantación de identidad de clientes y proveedores, que simulan enviarnos una factura o una presupuesto.

Si el autónomo hace clic en el documento adjunto, comienza la infección del virus por el sistema. A partir de ese momento, los ciberdelincuentes acceden a los contactos del autónomo o pyme para repetir la operación con los contactos de esa lista.

Esta oleada, no va a ser la última puesto que cada vez se producen más ataques informáticos, es una forma de delito que está creciendo mucho y muy rápido.

Consejos para evitar ser víctima de los hackers

El primer paso es colocar el ratón encima del remitente del correo para comprobar que la dirección de email y el nombre coinciden con la dirección habitual de tu cliente o proveedor. Si es un virus, generalmente la dirección no coincidirá, y probablemente la cuenta de correo tendrá un dominio extranjero.

Estos emails suelen ser breves, en muchos casos contienen errores ortográficos y incluyen algún tipo de adjunto.

Esta acción solo toma unos segundos, y aunque lo ideal es hacerlo con todos los emails que recibamos, esto no siempre es posible. Por eso la recomendación es que al menos lo hagamos con aquellos que nos resulten sospechosos.

De no hacer este sencillo gesto, y ser atacados, las consecuencias pueden ir desde ayudar a la propagación del virus a través de nuestros contactos hasta la encriptación de todo nuestro contenido digital, impidiendo su acceso. Si este es el caso, lo más probable es que se nos solicite una cantidad económica para recuperar nuestro documentos.

Otras formas de ataques tratan de obtener contraseñas bancarias o similares. Debes saber que ningún banco o organismo oficial que valore tu seguridad, te solicitará esta información por email. Si recibes un email de este tipo, márcalo como spam y bórralo.

Puedes leer más sobre ciberataques a autónomos en este artículo.